Diferencias entre emprender en Bolivia y emprender en España

Soy una bolita por el mundo y hace un año y medio me mudé a Madrid. De hecho si sigues el blog, recordarás que en un artículo pasado hable sobre por qué lo dejé todo para irme al otro lado del charco. 

El año que decidimos mudarnos con mi socio, emprender fue nuestra primera opción y gracias al grupo internacional al que pertenecemos pudimos abrir una pequeña sucursal en Madrid. No ha sido tan fácil acostumbrarme al entorno, tuve algunos choques culturales y entre ellos está el tema del emprendimiento. 

En Bolivia durante seis años pasé insistiendo a muchas personas que sigan el camino del emprendimiento, pero una vez que me mudé a España me encontré con que acá la situación es diferente y se producen ciertos contrastes de los que les voy a hablar por partes:

 Supervivencia vs opción alternativa

Mientras que en Bolivia el emprendimiento es una forma de supervivencia y casi la única forma de prosperar económicamente, en España es una opción latente reservada para épocas de crisis o para los más osados. Esto es debido a que en España se logra más estabilidad y mejores condiciones con un empleo; acá, si eres buen@ realmente puedes ganar mucho dinero trabajando por cuenta ajena (españoles abstenerse de comentarios de “Si me pagan una put* mi*rda”, lo comparo con Bolivia que ahí es peor).

Sin embargo, esto provoca que en España la gente tenga mucho miedo a salir de su zona de confort. Arriesgar su entorno laboral es algo que muy pocos harían. Esto es algo que me chocó mucho desde que llegué; acá es mucho más normales escuchar quejas como: “No se tía, odio mi trabajo es una put* mi*rda” y excusas para no estar por cuenta propia. Mientras que en Bolivia conozco a mucha gente que con poco dinero para invertir y casi nada de ayuda sale adelante con su empresa ¡No tienen otra alternativa!

Por mi cultura y mentalidad emprendedora, típica de Bolivia, en algún caso recomendé a algún amigo español descontento con su trabajo darse de alta como autónomo (Es como abrir una unipersonal en Bolivia) y la mayoría me respondía que no era tan fácil, que se necesitaba bastante dinero y otros cuentos.

Cantidad Vs Calidad

En ese sentido, los bolivianos tienen mucha más actividad emprendedora, pero el problema es que la mayoría de veces ésta no aporta valor. Mientras que en Bolivia el 46,9 % de las personas están dispuestas a emprender, en España solo el 5,1% lo está (Fuente: GEM 2016). PERO las personas que están dispuestas a emprender en España es porque realmente han madurado su idea durante mucho tiempo. No es tan común emprender en edades tempranas como ocurre en Bolivia sino cuando tienen cierta madurez en su carrera profesional, han ahorrado durante sus años de trabajo, han adquirido conocimientos y contactos y cuando por fin dan el paso lo hacen con mucha experiencia e incluso con un buen presupuesto.

En Bolivia aún seguimos montando cualquier cosa (no todos los casos, pero si la mayoría). Vemos una idea que funciona fuera e intentamos copiarla con 10 (o incluso 100) veces menos presupuesto, esperando que funcione igual. Todavía seguimos viendo el tema del marketing y la investigación como un gasto prescindible, mientras que aquí saben que es parte de la inversión.

Multitarea vs Especialización

Hace un par de semanas me topé con un emprendedor que había montado una empresa que vendía escobillas limpiaparabrisas para autos y me preguntó si hacía publicidad en Google. Yo le dije que sí, que estaba certificada por Google AdWords. Él me miró sonriendo y me dijo “Yo también, pero quiero a alguien que realmente sepa, que sea experto sólo en esto”. Lo primero que me llamó la atención es que el tipo sabía la importancia de la publicidad en internet y el nivel que quería de configuración de su campaña de publicidad era bárbaro. Por lo que no se conformó sólo con buscar una agencia, sino que se preocupó por estudiar él mismo y certificarse por Google para entender cómo funciona y poder dirigir bien a su proveedor. Lo segundo es que en Bolivia, estar certificado por Google es algo bastante inusual que te hace ser un experto en la materia y acá se certifican hasta los que no pertenecen al ámbito de la publicidad on-line.

En mi caso yo he decidido especializarme en publicidad y contenidos d: 

 5. “Deadline” Vs Deadline

Esto no solo es en Bolivia, también pasa en otras partes de Latinoamérica, el tema de entrega de trabajos o pagos se realizan con retraso. Hay que admitir que el trabajo es más relajado, a no ser que trabajes en una multinacional que tiene otro tipo de procesos que se adaptan a otros países. En el caso de España, cuando tienes un deadline con el cliente es realmente un DEADLINE, no puede haber retrasos; por eso es mejor tener internamente un límite anterior al que el cliente requiere.  

En cuanto a los pagos, la viveza criolla es tan creativa que siempre hay buenas historias para no realizar o retrasar el pago de servicios. En España también hay personas que son así pero no es tan generalizado.

Fácil Vs difícil

Desde mi punto personal, creo que en Bolivia es mucho más fácil emprender que en España.

No se alarmen ni empiecen a decir: ¿Peró tu haz visto cómo nos exprimen los de impuestos o nos jod*n los del ministerio de trabajo? Que si, lo he visto.

En Bolivia puedes abrir una empresa de servicios con 1.000 USD y además puedes poner el capital social que te parezca, en ningún momento te obligan a tener ese dinero de verdad en el banco. Sin embargo, en España te obligan a tener en el banco el dinero que pongas en el capital social siendo el mínimo superior a 3.000 USD además de todos los gastos de notaría y constitución que aquí son bastante más altos. Ni hablar de la inversión que hay que realizar en alquiler de espacios, pago de servicios, sueldos y salarios, etc.

Por otro lado en Bolivia nos quejamos mucho de los impuestos pero muchas empresas tienen “contabilidad A” y “contabilidad B”. En España eso es imposible, todos los datos bancarios están vigilados y cruzados con hacienda, tienen un sistema totalmente informatizado y muy eficaz que no deja que se escape nada y además no se pueden hacer pagos en efectivo de más de 2.000 USD (ni siquiera entre particulares) para que todos los movimientos de dinero estén siempre controlados.

Por último, en Bolivia hay muchas más cosas por hacer, la economía está creciendo a un ritmo mucho más rápido, la población es mucho más joven y cada vez hay más personas que mejoran año tras año su nivel adquisitivo. En España, y Europa en general, vivieron está situación hace unos 50 años pero desde hace varias décadas parece que todo está relativamente… más apacible.

Ambos países tienen lados buenos y malos. De ambos rescato experiencias enriquecedoras, pero debo reconocer que echo de menos el optimismo del ecosistema emprendedor boliviano. Esa hambre y ganas de mejorar y crecer. 

Fotografía de portada: Oficinas de Connaxis España

Un agradecimiento especial a l@s guapisim@s Laura, Ives y Fake Unicorn

 

About Gato Emprendedor

Hola! Mi nombre es Ekaterina, más conocida como Eka. Creé gatoemprendedor.com porque necesito escribir sobre lo que pasa a mi alrededor y sobre las personas que conozco; en su mayoría agentes de cambio, creativos, soñadores, geeks, pero sobre todo emprendedores. También encontrarán algunas entradas sobre experiencias personales por las que pasé, creo que podrían servirle a alguien. A mi me hubieran servido si las hubiese leído antes de abrir una empresa o antes de que me haga cargo de un proyecto.

3 thoughts on “Diferencias entre emprender en Bolivia y emprender en España

  1. Hola! Soy de Bolivia pero actualmente me encuentro en Madrid, vine a estudiar un MBA justamente para emprender, hay más puntos que quisiera saber pero me sirvió mucho tu post.

    1. Hola Jahryna, sobre qué puntos te gustaría saber más a lo mejor te puedo ayudar 🙂
      Justamente estuve hablando con otra chica que me escribió, también esta haciendo un MBA; me veré con ella hoy en la noche por Sol. Si te animas a venir me puedes escribir a mi teléfono que está en la web.
      Saludos!

  2. Homero Simpson vs Frank Grimes

    Si bien no es un ejemplo de emprendimiento, si se observa claramente los roles de los diferentes obreros, como todos sabemos Homero nunca fue un ejemplo del trabajador dedicado y dispuesto al progreso. En este capitulo en particular “Grimes” le toco muy duro para llegar donde esta ahora y a pesar de eso no tenia las comodidades que tiene Homero Simpson, Y por eso mismo, se volvió el objeto de envidia de “Grimes”, un tipo al que la vida siempre le fue difícil, y que dedicó su alma y vida a demostrar la inutilidad del encargado del sector 7G, pero termino electrocutado. “No tengo que usar guantes de seguridad porque soy Homer Simps–” y se electrocuta.

    Con esto quiero decirles que somos realidades diferentes, las diferencias entre el primer mundo, como ejemplo simple la media de vacaciones es de 26 días por año, (hablamos de días laborales), sin contar permisos, de diferentes índoles, como es de maternidad (Noruega 315 días), todo gasto pago.

    Todo eso es definitivamente una zona de confort, pero es diferente, si trabajas desde niño y sigues trabajando haste que eres vuelves anciano, donde nunca conociste el confort, como dices el emprendimiento es la única forma de salir del pozo, pero cuando no conoces los estándares altos de calidad, es muy difícil que llegues a eso.

    Ej. Hablemos de la calidad de las cosas, un simple uniforme, nadie busca que sea de algodón extravirgen, o algodón bambú, extra recontra “hipoalergenico”, con una pieza de poliéster la gente esta mas que contento.

    De la misma forma los emprendimiento deben tener esa misma calidad, pero eso nos falta la cultura de calidad de las cosas y de nuestro día a día. Definitivamente la calidad tiene un costo diferente, afortunadamente la tecnología puede reducir esa brecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.