tipos de clientes en Bolivia

Tipos de clientes en Bolivia

Tarde o temprano te encontrarás con alguno de ellos: 

El Cliente Sexy

Él cliente que todos quieren. Paga bien. Estresa lo necesario.

Estos son clientes grandes que se enfocan en resultados que aporten valor a su empresa. No les interesa cuantos likes tiene su Fan Page, quieren mucho más: Conversiones, interacciones, leads, cierres de venta, posicionamiento o que les soluciones un problema en específico en algún sistema.   

El gobierno, alguna de las empresas de telecomunicaciones, corporaciones (Aún que no lo crean en Bolivia las hay) y grandes marcas, son este perfil de cliente. 

Estas empresas, en su mayoría tienen procesos de trabajo, de pago, etc. Tardan en pagar, pero pagan y por lo tanto hay que adaptarse a su #Burocracia

El Cliente Oliver Atom

 

Tipos de clientes en Bolivia

Este cliente es un amor. Tiene tanta ilusión por llegar a sus metas, por ser el mejor, es un cliente que puede ser medianamente pequeño.

Lo lindo de él es que, incluso siendo tú su proveedor de servicios, eres parte de su equipo.

Trata de hacer que las cosas funcionen y se integre con las estrategias de su empresa. Es joven y abierto.

Hay que entender de que para él,  “Al alcanzar sus sueños, crecen juntos”

Ojo: Tiende a ser un cliente muy hablador y hace que las reuniones sean infinitas.

El Cliente Gollum

 

Cómo son los clientes

Su negocio es todo para ellosSon tu sombra.

Si es necesario te arrancarán la oreja para que los cambios se hagan ¡Ya! pero ¡Ya no más!

Hay que entenderlos, quizás es lo único que en este momento tienen y les ha costado construirlo. Por eso cada centavo que gastan es importante para ellos.

Con este tipo de clientes, hay que tener paciencia, mostrar interés y si refutan sus observaciones hay que admitir y resolver los errores.  

También hay que alinear expectativas y ser claros con el alcance del trabajo.  Ellos pueden convertirse en un cliente Oliver Atom, pero también en un cliente tóxico. 

El Cliente Tóxico

 

conseguir clientes

No sabe argumentar lo que quiere. Nada le gusta y si le gusta no te lo hará saber. 

Frase típica “Hay algo que no me gusta… pero no sé que es. Ponle más diseño”

Puede llegar a ser tóxico para el equipo, porque convierte el trabajo en una obligación que nadie quiere tener. Si mantenerlo te cuesta más que los beneficios que te da: Déjalo ir. 

A veces/normalmente no quieren pagar o quiere que les devuelvas el dinero.

I hate you guys

El Cliente Sinvergüenza

el-padrino

No quiero una oferta ¡Págame mi*rda!

 Cliente desaparecido. Tiene aires de Vito Corleone. Cobrarles es un martirio. Te da OK siempre al trabajo y tu no te das cuenta del momento en el qué te embaucó.

Si te debe unos pesos, dolares, etc… veté olvidando por el bien de tu hígado o entra a un juicio milenario. 

¿Hay alguno con el que te hayas topado? 

About Gato Emprendedor

Hola! Mi nombre es Ekaterina, más conocida como Eka. Creé gatoemprendedor.com porque necesito escribir sobre lo que pasa a mi alrededor y sobre las personas que conozco; en su mayoría agentes de cambio, creativos, soñadores, geeks, pero sobre todo emprendedores. También encontrarán algunas entradas sobre experiencias personales por las que pasé, creo que podrían servirle a alguien. A mi me hubieran servido si las hubiese leído antes de abrir una empresa o antes de que me haga cargo de un proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.